Cuando pienso en gente que respeto. Pienso en su accesibilidad, pasión, trato con las personas, habilidad de responder a las críticas, consistencia y disciplina entre otras cosas. Todos tenemos nuestros admiradores secretos, las personas se respetan entre ellas, pero ¿cómo podemos hacer que respeten al mundo en el que viven?

RESTAURAR EL RESPETO POR LA NATURALEZA

RESTAURAR ES AÚN MEJOR QUE REFORESTAR

Cuando pienso en gente que respeto. Pienso en su accesibilidad, pasión, trato con las personas, habilidad de responder a las críticas, consistencia y disciplina entre otras cosas. Todos tenemos nuestros admiradores secretos, las personas se respetan entre ellas, pero ¿cómo podemos hacer que respeten al mundo en el que viven?

Nuestras ciudades han crecido desmesuradamente desde la revolución industrial. James Watt el inventor de la máquina de vapor, marcó el comienzo del antropoceno. Una época de gran cambio con:

  • La transformación de más de un tercio del medio terrestre
  • La modificación del caudal de la gran mayoría de ríos, a través de presas y diques
  • Introducción de fertilizantes con exceso de nitrógeno
  • Sobrepesca de más de un tercio de las costas marinas
  • Utilización de más de la mitad del agua potable disponible

Antes de esto ya estábamos organizados en barricas, protegiéndonos de la noche y de sus posibles ataques. Hoy donde antes había oscuridad, ahora reina la luz. Nos hemos olvidado del miedo a la naturaleza. Y somos ahora nosotros los que decidimos cómo la organizamos. 

“Y organizar la naturaleza es equivalente a destruirla” Bernard Charbonneau

Consecuencias indeseadas

Harlan Platt, habla de las consecuencias indeseadas como algo inevitable. Las consecuencias a nuestras acciones se materializan tanto si queremos como si no. Es un fenómeno natural, pero a diferencia que en la naturaleza, podríamos controlarlo. 

Las decisiones de empresas y gobiernos, tienden a tener un impacto mayor que las del consumidor. Implementando ambientes controlados con regulaciones y normas probablemente no sea tan práctico ya que puede reducir la innovación. Entonces ¿qué hacemos?

Platt habla de la norma de “no hacer daño” en cada aspecto de nuestras vidas, tanto a nivel personal y profesional. Esto significa ser capaz de imaginar las posibles consecuencias negativas a raíz de una decisión. Medidas auténticas y altruistas a un lado, pero lo original y lo auténtico es difícil de ver estos días. Probablemente lo que estés a punto de implementar es simplemente una adaptación de algo que funcionó o no en el pasado.. Y probablemente ya conozcas sus desventajas.

Mar de Aral. Desertificado por la grave explotación que sufren los ríos que lo alimentan.

Intentamos arreglar los errores de nuestras acciones pasadas

El gobierno español acaba de clasificar la carpa como especie invasora. La carpa fue introducida por los romanos hace ya más de 2000 años. Ahora cualquier pescador, incluso el más preocupado por el medio ambiente tiene que matarla. El espacio ecológico que las carpas ocuparon en estos últimos 2000 años está ahora en riesgo .

La naturaleza no es una ecuación. Puede ser que se trate de una desigualdad. Nos encontramos en un punto en el que intentamos promover la restauración de ecosistemas ya casi perdidos en esta Nueva Pangea en la que vivimos. Las especies invasoras están en crecimiento constante.

¿Deberíamos parar nuestras acciones desencadenadas pasadas? ¿Es demasiado tarde para eso? O ¿por qué no promover un mundo basado en la competición? Si nuevas especies se están adaptando a nuevos ecosistemas ¿deberíamos facilitar su expansión? ¿Dónde fijamos el límite? ¿Qué queremos, más o menos biodiversidad? ¿Y a qué coste?

Un biólogo de Zimbabwe entendió la relación existente entre agricultura y ganadería en los 60 y creó el método holístico de ganadería. Un remedio, cuyo objetivo es reducir la desertificación a través de la rotación de ganado en el campo

Para este biólogo, el respeto es holístico en la naturaleza y se basa en entender:

  • Las relaciones mutuas: Las personas, los animales, las plantas comparten un espacio. Si eliminas o cambias algo, causas impactos inesperados en diferentes áreas.
  • Cuánto y cuándo: Es crucial entender cuánto y cuándo puedes usar y parar de usar las cosas.
  • Flexibilidad: los sistemas se deberían adaptar a las complejidades de la naturaleza. Todos los medios son diferentes, cambian y evolucionan constantemente.

Es crucial atenerse a estas a la hora de crear experiencias innovadoras con un valor diferencial y capaz de promover el desarrollo sostenible.

“Un remedio no una solución”- Allan Savory 

 

Remedio  ≠ Receta

Un remedio es algo que corrige, que contrarresta. Es algo que alivia y típicamente prolonga o contiene la vida del problema. Es como una tirita protegiendo una herida antes de que cicatrice y te deje una vulnerabilidad cubierta en tu cuerpo. Es una herramienta que te devuelve a tu normalidad algo deteriorado

En cambio una receta o una solución, no debería dejar marca. Debería revertir el problema de vuelta al estado inicial no problemático. Ahora mismo nos encontramos en un punto en el que necesitamos una mezcla de las dos, receta y remedio. Estamos en el proceso de desarrollar soluciones perfectas, porque de momento no existen.

Normalmente un remedio nos acerca a la neutralidad. En ReTree, buscamos la neutralidad, a través de la compensación de CO2 gracias a la reforestación. Anulamos el impacto del CO2 en el medioambiente  para luchar contra el cambio climático, provocado por el efecto invernadero.

Nos hemos dado cuenta de que neutralidad está muy guay, pero no es suficiente. Compensar en base a lo que producimos es crucial y en el futuro será obligatorio. Las empresas deberían empezar a mirar a todo el ecosistema en el que se encuentran, empezando por entender dónde tienen el mayor impacto y cómo pueden mejorar. Esto no es nada fácil, y debería de hacerse iterativamente a lo largo del tiempo. 

Siempre vamos a tener un impacto pero ¿cómo vamos a tener un impacto cercano a 0? ¿1/infinito?

De rebelión a revolución 

La primera rebelión natural ocurrió durante la industrialización en Alemania. Los Wandervögel (Pájaros Errantes) jóvenes asalvajados, saltaban y cantaban en las calles, porque las cosas simplemente no se estaban haciendo bien. No ofrecían ninguna solución más allá de sus cantos alimentados de puro romanticismo, poco después el movimiento pereció.

Lo cierto es que una revolución sólo funciona si hay un método, sentimiento y ganas. La clave es un cambio de mentalidad, típicamente desencadenada a través de algún tipo de educación. Los niños son jóvenes, inocentes y simples, pero con mucho poder, el mundo es mágico para ellos. En vez de buscar la enseñanza de las fragilidades e injusticias del mundo, hay que promover la búsqueda de lo bueno, de la esencia de verdad en las cosas y de cómo solucionarlas conjuntamente.

Los gobiernos y empresas son responsables de alimentar el vínculo emocional hacia lo natural en los jóvenes. No hay que ir mucho más lejos, que por ejemplo implementar basuras de reciclaje en los mismos patios, fomentar excursiones a bosques… Es un ciclo vicioso que se retroalimenta con los años y la evolución del carácter en los niños. Si aprendes a respetar a tus más allegados, los árboles, aquellos sabios ancianos que generación tras generación han favorecido al progreso evolutivo humano y animal, conseguiremos la neutralidad.

El eco de aquellos que entienden ese vínculo con lo natural y lo humano suscita un cambio a gran escala. Ese respeto nos incita a no desentendernos del crecimiento insostenible donde la amnesia de un exceso de consumo de energía y uso de recursos limitados está justificada siempre que haya un crecimiento. Crezcamos, pero de una manera sostenible, lets ReTree. 

Contacto

+34 670 412 567

hola@retree.es